GMCRH | Director de la felicidad: Un término que va creciendo en las empresas
Un estudio reciente ha demostrado que el 55,8% de las empresas se ha dado cuenta de que si una persona es feliz en su lugar de trabajo, también estará más motivado y por consiguiente su trabajo se volverá más productivo.
productividad, clima laboral, gmcrh, ambiente de trabajo
21333
post-template-default,single,single-post,postid-21333,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.1,vertical_menu_enabled,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Cómo puedes ser un Chief Hapiness Officer?

Chief Happiness Officer o “Director de la felicidad”, es la persona que se encarga de desarrollar la felicidad en el trabajo. Este término nació en Estados Unidos y se está volviendo cada vez más importante en todo el mundo.

Un estudio reciente ha demostrado que el 55,8% de las empresas se ha dado cuenta de que si una persona es feliz en su lugar de trabajo, también estará más motivado y por consiguiente su trabajo se volverá más productivo.

En el estado de bienestar, la felicidad se ha convertido en un indicador de salud corporativo, ¡Y esto es un enorme paso hacia adelante en las empresas!

Veamos 6  consejos para que te conviertas en un gran Chief Happiness Officer:

1. Ayuda a los demás. Si un compañero tiene problemas, en lugar de hablar con otros, ayúdale. Estamos hablando de ser amables. Por ejemplo puedes ofrecer tu ayuda para un proyecto, hacer algunos cumplidos sinceros, alentarlo, animarlo, etc.

2. Pasa tiempo con el resto de compañeros. Una buena relación con el resto de trabajadores nos ayudará a sonreír más, aliviar la tensión del día a día, estimular la creatividad e incluso mejorar el rendimiento. Es importante crear y mantener relaciones de confianza para lograr esos resultados.

3. Aprende. Aprender cosas nuevas nos hace sentir bien, nos mantiene vivos, curiosos y entusiastas, también nos da una sensación de éxito y logro, lo que aumenta la confianza en nosotros mismos. Aprendiendo cosas nuevas, por muy pequeñas que sean, estas pueden ayudarnos a hacernos más felices.

4. Mantente positivo. Las emociones positivas nos permiten trabajar mejor, al aumentar nuestra capacidad para lidiar con situaciones negativas inesperadas y mejorar nuestra flexibilidad ante cambios repentinos. Renuncia a la negatividad y entrénate para ser positivo en cualquier situación.

5. Siéntete a gusto contigo mismo. Debes de encontrar tus fortalezas y aplicarlas día a día en el trabajo. Aprende de tus errores y celebra los éxitos que logres. Sé amable contigo mismo, así como lo serás con los demás.

6. Desarrolla la resiliencia. La resistencia es la capacidad de manejar el estrés de una manera saludable, la buena práctica de pensar antes de actuar y de poder ver los problemas desde el exterior. Esto nos dará una sensación positiva de mayor satisfacción, seremos capaces de ayudar más a nuestros compañeros y conseguiremos sufrir menos efectos negativos provenientes del estrés.

Si tu empresa aún no aplica el estado de bienestar mediante la felicidad, puedes convertirte en el nuevo embajador de felicidad a partir de estos primeros pasos. ¡A por ello!

Nota vista aquí: www.risorseumane-hr.it

Imagen destacada: www.emotion.de

No Comments

Post a Comment