GMCRH | 4 claves para incrementar tu productividad
Distingue actividades de alto y bajo retorno de inversión Cuáles son las que te han dejado más dinero en el pasado. Cuál es el factor común, qué te ha llevado a tener mejores resultados en distintas ocasiones. Separa en dos columnas tus actividades de alto y bajo retorno de inversión.
gmcrh, recursos humanos, reclutamiento y selección de personal
21372
post-template-default,single,single-post,postid-21372,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.1,vertical_menu_enabled,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Foto: Cortesía Hays

4 claves para incrementar tu productividad

Lograr mucho con poco es el principio. Cada actividad cuenta. En forma y fondo. La realidad es que cada una de las acciones que desempeñan los emprendedores puede aumentar o disminuir su productividad. Para ello es importante que comprendas lo siguiente:

1.- Distingue actividades de alto y bajo retorno de inversión

  • Cuáles son las que te han dejado más dinero en el pasado.
  • Cuál es el factor común, qué te ha llevado a tener mejores resultados en distintas ocasiones.
  • Separa en dos columnas tus actividades de alto y bajo retorno de inversión.

2.- Priorizar actividades

  • Distinguir urgente, de importante.
  • Acciona primero sobre lo urgente continua con lo importante y clasifica.
  • Clasifica lo importante por escalas y trabájalas.

3.- Comprende tus competencias en relación a tus actividades

  • Asume la responsabilidad de las que más utilidades dejan y realízalas primero diariamente.
  • Apaláncate de terceros en tus áreas de menor fortaleza.
  • No pierdas tiempo en actividades poco trascendentes para tu labor.
  • Busca siempre tener claro con quien te debes de apoyar para conseguir mejores resultados.
  • Y arma un gran equipo

4.-Detecta tus biorritmos

  • Ubica tu hora de mayor energía. Y haz actividades que así lo requieran.
  • Ubica tu hora de mayor creatividad. Y produce a través de dicha selección.
  • Ubica tu hora de mayor concentración y dedícala a actividades que requieran más de tu pensamiento.

Estoy seguro, estimado lector que si llevas a cabo estas cuatro claves elevarás tu productividad al menos al doble. La productividad sucede en todas las acciones, y en todas las fases de tu trabajo. Recuerda mi primera ley de negocios “Lo que no produce: muere” así que acciona, ¡Y acciona ya!

Visto en el sitio de Forbes México

14 Comments

Post a Comment