Puede parecer una paradoja, pero a pesar de que el empleo para siempre se acabó, lo cierto es que tendremos que extender nuestra vida laboral más allá de los 70 años. Y muchas compañías aún no están preparadas para asumir las consecuencias.

El último estudio de The Future Workplace –Multiple Generations @ Work– plantea a diversas generaciones una cuestión: ¿Cómo aceptarían tener que trabajar incluso más allá de los 70 años? Un 77% de los baby boomers (entre los 48 y los 66 años) cree que esto es ya inevitable. Lo curioso es que un 82% de los que pertenecen a la Generación X(entre 36 y 47 años) aceptan el hecho.

El envejecimiento de la población activa es imparable, y esto implica que las compañías deben prepararse en tan sólo una década para resolver sus necesidades con una fuerza laboral envejecida. Varias generaciones tendrán que convivir en las empresas, y éstas tendrán que conciliar diversos intereses, culturas, modelos de trabajo y de compromiso: tradicionalistas; baby boomerGeneración X;Millenials o Generación Y; y Generación Z ó 2020.

En mercados como el estadounidense, se espera que los boomers vivan más que cualquier otra generación. Para que usted les ponga cara, son Bill Clinton, Sylvester Stallone o Steven Spielberg. En 2030, cuando el primer boomer alcance los 84 años, el 20% de la población estadounidense será mayor de 65 años.

Viviremos más tiempo, pero también tendremos que trabajar más años para asegurar nuestras pensiones, por necesidades perentorias ante la crisis, por las nuevas relaciones entre empleados y empleadores, o por causa de un escenario sociolaboral revolucionado. Y en el caso de España habrá que tener en cuenta, además, que una parte de la generación de reemplazo presenta un grave déficit de formación y cualificación profesional.

Esa diversidad que refleja a todas las generaciones con poder de decisión es positiva para responder a los clientes, y demandará la existencia de directivos y gestores capacitados para equilibrar las situaciones desiguales.

Hacen falta políticas de reclutamiento que se ajusten a las necesidades del mercado laboral

El incremento de las personas de mayor edad en el mercado laboral obliga a las empresas a concienciarse sobre la importancia del talento de los senior, considerando su vinculación con el mercado laboral. Son necesarias políticas de reclutamiento que se ajusten a los criterios del mercado y que tengan en cuenta la experiencia como un valor añadido, con la aplicación de estrategias específicas que permitan a los mayores mantener su rendimiento.

Esta convivencia intergeneracional obligará a concebir nuevos modelos de empresa y a rediseñar los itinerarios profesionales: las nuevas generaciones presentan un modelo de colaboración no tan estructurado como el de las anteriores. Tienen menos experiencia y conocimientos de gestión de personas, y habrán pasado por más compañías. Esto complica las relaciones interculturales y la gestión de equipos.

Usar la experiencia
También cabe pensar en recuperar y explotar la experiencia de los mayores desde nuevos modelos profesionales de colaboración a tiempo parcial. Incluso se puede contemplar la posibilidad de trabajar como socios en determinados proyectos y como competidores en otros.

Otra posibilidad son proyectos unipersonales que aprovechan la experiencia concreta para una iniciativa determinada, más si se tiene en cuenta la tendencia al emprendimiento como reacción a la crisis. Los senior pueden ofrecer su experiencia y en algunos casos, como personas técnicas o directivos, ayudar a otros en lo que ellos saben: emprendiendo nuevos proyectos, o bien moviendo la red de contactos para buscar nuevas opciones.

El panorama para los mayores que desean crear su empresa no difiere del que se pueden encontrar sus colegas más jóvenes. Las bases para el éxito son también la identificación de oportunidades de negocio; la elaboración de un plan completo que permita obtener una ventaja competitiva en el mercado; y una previsión financiera realista.

El negocio de la inmortalidad
El hecho de que viviremos cada vez más años hace que compañías y emprendedores en muchos sectores tengan éxito satisfaciendo las necesidades de los senior. La biotecnología o la calidad de vida y la medicina tienen mucho que decir en esta tendencia. Algunos emprendedores se aventuran en el Internet de la salud, que no es otra cosa que la inversión en medicina anti edad. Otros aprovechan para brindar nuevos servicios: hay supermercados para senior. Los contactos para mayores son un importante filón de nuevos negocios, y la tendencia de la gamificación también ha llegado a los servicios y negocios para este público.

Post visto en Expansión.com con el título Qué pasará si trabajamos más años…

Leave a Reply

TEMAS DE INTERÉS: BLOG

FAVOR DE TENER EN CUENTA:

A %d blogueros les gusta esto: